Diuréticos

Hoy en día mucha gente sabe lo conveniente que es para la salud depurarse a lo largo del año, pero no hay que olvidar que nuestro complejo organismo no dispone solamente del hígado para la correcta eliminación de las toxinas, sino de otros órganos emuntorios como los riñones.

Existen muchas plantas diuréticas, ricas en principios activos, que ayudan a estimular la excreción renal, reducir la retención de líquidos y favorecer el proceso de adelgazamiento. Descubre cuáles puedes encontrar en :

   

  • Cola de caballo (Equisetum arvense): remineralizante, ideal para hidropesía (retención de líquidos en los tejidos) y rica en minerales como el potasio. En nuestras tiendas hay en granel para infusiones, gotas y comprimidos.
  • Gayuba (Arcostaphylos uva ursi): diurética, antioxidante, rica en quercitina y útil en las enfermedades de las vías urinarias.
  • Abedul (Bétula alba): una de las plantas con más poder diurético, indicada en caso de retención de líquidos y celulitis y para perder peso a través de la depuración de los riñones.
  • Ortiga (Urtica dioica): rica en clorofila, flavonoides y magnesio, estimula la circulación y ayuda a eliminar líquidos y toxinas. En nuestras tiendas hay en granel para infusiones, gotas y comprimidos.
  • Diente de león (Taraxacum officinale): depurativa, digestiva y diurética, recomendada durante los cambios de estación, después de un periodo de excesos alimentarios o para preparar una dieta de adelgazamiento.
  • Té verde (Camellia sinensis): una planta que facilita el drenaje de las toxinas, con acción quema grasapor su efecto termogénico y antioxidante.
  • Reina de los prados (Filipendula ulmaria): planta diurética y antinflamatoria, muy útil en caso de celulitis.

En caso de un tratamiento prolongado, será importante reintegrar potasio y magnesio, que inevitablemente serán eliminados con el proceso diurético. No se recomienda el uso de diuréticos en caso de hipotensión o junto con medicamentos para la hipertensión.

Finalmente, no hay que olvidar la importancia de una buena alimentación y regularizar la funcionalidad de los riñones aumentando el consumo de líquidos (agua, té, infusiones, zumos naturales…), reduciendo el consumo de la sal blanca (provoca retención de líquidos por el alto contenido de sodio) y consumiendo más alimentos hidratantes como piña, pomelo, melón, cereza, fresa, limón, pepino, apio, cebolla, calabacín, esparrago, hinojo, endivia, tomate, lechuga.

Enrica Castellar Farmacéutica y naturópata

 

By | 2017-04-12T16:46:39+00:00 abril 12th, 2017|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment