Moringa: vida para tu piel

La moringa ha entrado con fuerza en nuestro país como lo último en superalimentos por ser considerado como el Arbol de la Vida: una buena fuente para prevenir arrugas y mejorar una piel sin tono y fatigada.

Originario de La India, pero actualmente cultivado en Canarias, se trata de una rareza de vegetal que contiene proteína completa y vitamina B12, muy interesante para las personas que siguen una dieta vegana y también para aquellas que necesitan una suplementación nutricional como niños en etapa de crecimiento.  Si queréis ampliar vuestra información sobre ella, aquí tenéis un artículo: Moringa, vegetal proteico. 

Otra forma muy ilustrativa de entender lo que encierra la moringa es comparar sus nutrientes respecto a otros alimentos:

Posee  46 Antioxidantes naturales

  • 36 Anti-inflamatorios
  • 19 Aminoácidos esenciales
  • 25 veces más hierro que las espinacas
  • 10 veces más Vitamina A que la zanahoria.
  • 17 veces más calcio que la leche
  • 15 veces más potasio que el plátano
  • 9 veces más proteínas que el yogurt.

Hemos estado probando la moringa para  mejorar nuestra alimentación, pero ahora  la moringa nos la podemos  aplicar sobre la piel. Se acaba de lanzar una fórmula natural de cosmética con aceite de moringa de la mano de Intermon Oxfam y Comercio Justo.

La línea de moringa tiene su enfoque en productos rejuvenecedores: ayudan a combatir la fatiga de la piel y el exceso de grasa. Pero además, la moringa se considera además, un antiséptico y antiinflamatorio y puede ayudar en caso de pieles con problemas de erupciones, acné…

La nueva marca es Senzia y, además de moringa, ofrece  gamas de argán, rosa mosqueta, aloe vera y  karité. Estas plantas son el origen de los aceites esenciales, mantecas, ceras y esencias que integran los productos cosméticos y han sido cultivadas en Marruecos, Sudáfrica, Guatemala, Burkina Faso y Tanzania, respectivamente, por organizaciones productoras que siguen los principios del comercio justo y utilizan técnicas de la agricultura ecológica.

El aceite esencial de moringa  procede de organizaciones de campesinas con las que Oxfam trabaja para elaborar las  diferentes gamas de cosméticos. En su producción se impulsan  proyectos que facilitan el acceso al trabajo de las mujeres y que, además,  mejoren las técnicas de cultivo y la sostenibilidad del medioambiente.

La producción de los cosméticos se ha realizado en un laboratorio español, Laboratorios Carol, que garantiza que cada uno de los  productos cuenta con el mayor porcentaje posible de los aceites, mantecas, ceras y esencias que definen cada una de nuestras gamas de productos de cosmética natural.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
By |2018-01-17T20:34:39+00:00noviembre 8th, 2016|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment