¿Por qué no vendemos alimentos con aceite de palma?

ecorganic, como supermercado bio y consciente, ha apostado fuertemente por la retirada de todos los productos de alimentación con aceite de palma

El aceite de palma es un ingrediente muy acusado en el último año debido a las consecuencias que tiene su uso en el medio ambiente y la naturaleza.

Este aceite vegetal (aceite de palma) se utiliza principalmente en la alimentación, sobre todo en la procesada, ya que su coste es muy bajo lo que hace que se produzca más por menos, y se obtiene de la pulpa de la fruta de la palma aceitera africana. A su vez, a partir de las semillas se obtiene el palmiste.

¿Cuáles son los principales motivos por los que no se debe consumir ni producir alimentos con aceite de palma?

  1. La OCD afirma que cada ciudadano europeo consume 59,3 kg de aceite de palma al año.
  2. Un ciudadano europeo, por cada litro de aceite de oliva, consume 6 litro de aceite de palma.
  3. El principal problema de aceite de palma es que el 50% de su composición son ácidos grasos saturados, por lo que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), afirma que no se debe consumir, ya que produce obesidad y aumenta el colesterol malo.
  4. Por cada 5 toneladas de fruto de palma se produce una sola tonelada de aceite de palma, por lo que se deforesta una gran cantidad de selvas y bosques para las plantaciones de la palma.
  5. Su producción es motivo de la deforestación de zonas del pacífico, como Malasia, Indonesia, África… se están quemando alrededor de 600 hectáreas diarias de selva virgen para constituir plantaciones de palma.
  6. Debido a su producción y a la deforestación, se acaba con especies como el orangután de Borneo o el tigre de Sumatra. Esto es debido a la tala excesiva de selvas y bosques, así como la quema de los mismos con los animales en ellos. Si sobreviven, se trafica con ellos y se venden en el mercado negro.
  7. La biodiversidad se reduce y cuando se convierte el terreno en plantación, se contribuye a la contaminación del planeta, debido a los fertilizantes que se usan.

¿Por qué no vendemos alimentos con aceite de palma?

¿Cómo avanza la producción de aceite de palma y su impacto medioambiental?

Los productores de aceite de palma indican que el panorama para este 2018 es alentador. Además, el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP), ha declarado el aceite de palma como el principal responsable de la deforestación en Indonesia y Malasia, afirmando que el 70% de las plantaciones de palma en Indonesia y el 50% en Malasia eran antes bosque tropical.

Por ello, lo que hace que el aceite de palma sea malo, además de la gran cantidad de grasas saturadas que tiene, es el horrible impacto medioambiental que genera debido a su elevada producción a bajo coste, menospreciando los bosques y especies. Además, la deforestación para cultivar aceite de palma contribuye en gran medida al cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero.

Pero, ¿cómo identificamos un producto con aceite de palma?

El aceite de palma se usa para elaborar numerosos productos: cremas y chocolates, quesos para untar, snacks, pasteles, comida rápida, helados, alimentación precocinada, chips, aperitivos, cosméticos y productos de limpieza. A su vez, la Fundación Española del Corazón, la Organización Mundial de la Salud o la Universidad de Stanford han advertido de sus peligros para la salud afirmando que estudios recientes han relacionado al consumo de esta grasa con el cáncer, como inductor de metástasis, razón por la que unas pocas células se desprenden del tumor y provocan otros en distintas partes del cuerpo.

A la mayoría de los consumidores les cuesta identificar qué productos contienen aceite de palma y cuáles son las consecuencias sociales y medioambientales de su consumo debido a la falta de regulación en el etiquetado en muchos países. Esto hace que se denomine de muchas formas, por lo que dificulta identificar este ingrediente. Por ello, la Comunidad Europea ha marcado unas directrices para identificar el aceite de palma y saber en qué productos se encuentra, sobre todo cuando está indicado como aceite vegetal, ya que puede ser cualquiera.

¿Cómo solucionamos este problema?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), afirma que deberíamos seguir unos consejos para dejar de consumir aceite de palma:

  1. Limitar el consumo de alimentos precocinados, bollería industrial y productos agroalimentarios procesados, ya que suelen ser los que más aceite de palma llevan en su elaboración.
  2. A la hora de cocinar, elegir otro tipo de aceite – oliva, girasol, sésamo, lino, etc.- siempre será mejor opción.
  3. Leer las etiquetas de los productos, ya que seguro que hay una alternativa al que lleva aceite de palma.
  4. Buscar alternativas saludables.

 

Fuentes consultadas:

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
By | 2018-02-16T12:39:37+00:00 enero 18th, 2018|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment