Protégete del sol con los nuevos solares de Biocenter

Biocenter Distribución es una empresa que produce y comercializa cosmética  ecológica y natural, así como productos para la hiere del hogar, respetuosos con las personas y el Medio Ambiente.

¿De dónde proceden los productos?

La mayoría de los productos se fabrican en Italia, pero a partir de este año hemos empezado a colaborar también con laboratorios españoles y tenemos nuevos proyectos enfocados a trasladar cada vez más la producción a España, que ya es nuestro país desde hace 9 años y que amamos con locura.

¿Cuál es su composición?

Elegimos materias primas naturales y en la medida de lo posible, certificadas ecológicas. Intentamos que la mayoría de nuestros productos sean perfectas para toda la familia, para cualquier edad y con cualquier tipo de piel, inclusive la más sensible y la de los mas pequeños.

Para eso preferimos tensioactivos vegetales delicados, perfumes que sean mayoritariamente hipoalergénicos, fórmulas que no sean agresivas para la piel y aporten los mismos componentes saludables,

Ahora que llega el verano es fundamental cuidarse la piel. ¿Qué productos tenéis para poder protegernos del sol?

Este año estamos encantados de presentar nuestros protectores solares en crema, con factor de protección 30 y 50. Han sido fruto de una búsqueda e investigación´n que ha durado más de un año, porque como saben nuestros seguidores estamos muy comprometidos con el tema de la protección solar y desde hace muchos años estamos haciendo campañas y conferencias para evitar el uso de filtros químicos y nanopartículas (que pueden estar presentes también sol solares con certificado ecológico).

¿Qué características tienen?

En Biocenter teníamos claro que nuestras cremas solares deben estar completamente libres tanto de filtros químicos como de nanopartículas.

El filtro solar es mineral y hemos añadido una nota de color que simula el primer bronceados y se funde perfectamente con la tonalidad natural de la piel dejando un efecto superaterciopelado para evitar los reflejos blancos que suelen dejar estas cremas.

Además, la fórmula está enriquecida con aceites vegetales que aportan nutrición, hidratación y ayudan a prevenir el envejecimiento precoz, y con Aloe Vera de conocidas propiedades regeneradoras, calmantes y cicatrizantes.

¿Qué diferencias hay entre ambas?

La diferencia sustancial está en el factor de protección: 30 o 50.

La crema de factor 50 es la más aconsejada en caso de piel muy clara, sensible y para los niños, aunque recuerdo que también el factor de protección 30 se define como ‘protección alta’ y ambas están dermatológicamente testadas.

¿Qué determina el FPS de una crema protectora?

El Factor de Protección Solar FPS de una crema se refiere a los rayos ultravioleta tipo B y es el factor por el cual hay que multiplicar nuestra natural resistencia a la quemadura/eritema (ej. 10minutos x factor 12 = 120 minutos). Eso cambia mucho de persona a persona, porque depende fe otros factores como las condiciones de la piel, alimentación y fototipo natural.

¿Qué las diferencia del resto de cremas solares?

La total ausencia de filtros químicos y nanopartículas, su riqueza en extractos y aceites vegetales, la ausencia de desagradables efectos blancos en la piel. Nuestras cremas son ecológicas certificadas por AIAB, protegen eficazmente de los rayos UVA y UVB y también son ‘waterproof’, es decir,  resistentes al agua.

Además de eso, hemos luchado para conseguir una relación calidad/precio muy conveniente, teniendo en cuenta que se trata de un formato de 175ml, bastante grande para una crema solar.

Hemos pensado que sería importante que durase mucho y que lo pudiera usar toda la familia: un único producto para todas las exigencias y edades.

Sabemos que una buena crea es fundamental para cuidar la piel pero ¿darías alguna recomendación más?

Es importante recordar que el sol, al igual que muchos alimentos y sustancias, es benéfico si se toma con sentido común, por lo que cualquier abuso es perjudicial para la salud.

Hasta hace unas décadas, las madres prohibían tomar el sol después del almuerzo, los bebés no iban a la playa y los padres hacían una buena siesta hasta avanzada tarde. Hasta el siglo pasado estar bronceado estaba mal visto y las pieles más apreciadas eran las de color claro.

Hoy s e ha perdido esa sabiduría. Además, tomar el sol requiere entrenamiento: no se puede pasar del jersey de manga larga a tomar el sol durante 8 horas seguidas en el primer día de vacaciones. Hay que acostumbrar poco a poco la piel y tomarle de forma progresiva, evitando siempre las horas centrales del día. 

Y, por último, los niños pequeños y bebés no deberían nunca exprese a la luz directa del sol. Siempre tienen que llevar una camiseta y gorrito para protegerse.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
By | 2018-05-30T13:44:49+00:00 mayo 28th, 2018|Proveedores|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment