CLEMENTE FERNÁNDEZ SAA: «Galicia es el jardín submarino más grande de Europa»

clementeClemente Fernández Saa, fundador de ‘Algamar’, la primera empresa española que decidió especializarse exclusivamente en la recolección, secado y elaboración de algas marinas para uso alimentario como verdura, nos ha concedido unos minutos para hablar sobre las algas: historia, beneficios y propiedades.

¿Cómo nació la empresa y quiénes la formáis? (Qué personas están detrás de este proyecto)

La empresa nació en 1996 y este año cumple 20 años. La fundamos mi hermano Fermín y yo, porque ya estábamos en el tema del naturismo y de la agricultura ecológica. Hoy en día somos 20 personas.

¿Por qué os dedicáis a las algas?¿Por qué ese producto?

Nosotros empezamos a utilizar las algas en nuestra zona como abono orgánico para la tierra. Era una actividad muy tradicional, lo que resultó novedoso fue destinarlas a la alimentación y surgió la idea de trabajar con algas, porque nos relacionábamos con personas que introducían algas en sus dietas, pero las traían de Japón.

En los años 90, no había ninguna empresa de algas en España que pudiera ofrecer un recurso autóctono como son las algas del país y nosotros sabíamos que en Galicia teníamos muchas algas y mucha variedad, situándonos en paralelo junto a Japón.

De todo esto, se unieron una serie de circunstancias que estaban pidiendo que alguien se dedicara a las algas para consumo aquí, en España.

¿Cuál es el proceso por el que deben pasar las algas desde que vosotros las cultiváis hasta que se ponen a la venta?

Primero se empezaron a utilizar sistemas de secado muy artesanos o invernaderos, pero conforme iba pasando el tiempo fuimos desarrollando y perfeccionando la forma de tratarlas hasta crear unas calleras de biomasa con un combustible totalmente ecológico renovable de la zona. Es un sistema automático que permite que en unas 36 horas se puedan secar y deshidratar las algas para que se conserven durante años y estén en las mejores condiciones, no solo para ser consumidas en el plazo de un año o dos sino para poder guardarlas indefinidamente.

¿Por qué en las aguas del Atlántico? ¿Qué beneficios aportan las aguas?

Galicia es el jardín submarino más grande e Europa. En Galicia se juntan todas las corrientes europeas que hacen que se renueven sus aguas costeras. El flujo de agua es constante, porque las mareas suben y bajan en cuestión de horas y la corriente de afloramiento hace que el agua del fondo del mar suba a la superficie, por lo que es el medio ideal que tiene Galicia y no tienen en otros lugares.

¿Hay otro tipo de algas que no se cultiven en el Atlántico?

Sí las hay, si vamos hacia el Sur podemos encontrar algas, pero la costa portuguesa tiene una línea mucho más recta, mucho más expuesta en general, y aunque sí que hay algas, no tanta variedad como en Galicia. Lo mismo sucede si vamos en dirección cantábrica, tienen menos variedad.

¿Qué significa que son algas certificadas?

Nosotros no cultivamos algas, son totalmente silvestres. Lo que hacemos es recoger las seleccionadas en el momento adecuado para que sus esporas aseguren su continuidad. En 2008 se preparó en Europa una normativa para certificar las algas, porque es uno de los productos más ecológicos debido a que nadie las manipula: no se riegan, no se fumigan… solo necesitan agua y sol.

El reglamento entró en vigor en 2010 y Algamar participó en él. Fuimos la primera empresa en certificar todas sus algas.

¿Qué diferencia tienen con las algas no certificadas?

Son algas que se cultivan, lo que no significa que haya un campo en el mar sino que pasan por un proceso diferente: tienen una primera fase de laboratorio donde se preparan las plantas y después se llevan al mar con una estructura para fijarlas y que se desarrollen sin problemas.

¿Cuáles son las variedades de algas?

Hay muchos tipos de algas pero las más conocidas son: wakame, dulce, espagueti de mar, kombu, nori, musgo y agar pagar. Son nombres conocidos, por eso nosotros hemos querido mantenerlos y así no se crean confusiones, ya que el mercado las conoce así.

¿Cómo se pueden consumir las algas?

Preparamos elaborados de algas que las combinamos con alimentos: sopas, tortitas, galletas, patés, pasta… para que las personas que todavía no han empezado a consumir algas puedan, de una forma fácil y sin pensar mucho cómo elaborarlas, consumirlas ya incorporadas a un alimento de uso común.

Las algas no son para ser utilizadas en recetas orientales sino integradas en nuestra propia cocina, la cocina tradicional, la de siempre. A ese plato que preparamos con cariño y esmero, le podemos añadir al algas. Sirven, además, como ajo, perejil, cebolla, zanahoria o cualquier otro alimento que añadimos como condimento a nuestros platos. No requieren de gran recetario porque combinan a la perfección con muchos platos.

¡Queremos animar a las personas a que las consuman porque es muy sencillo!. Se puede elaborar cualquier plato e incorporarlas.

¿Qué consejos darías a las personas que todavía no consumen algas para que las incluyeran en sus dietas?

Comer algas es buenísimo para la salud y eso está muy estudiado. En Oriente se valoran las algas como un alimento muy beneficioso para la salud. Estas aportan muchas sales minerales y oligoelementos: calcio, hierro, magnesio, fósforo. Además, tienen muchas proteínas con aminoácidos esenciales.

Tienen vitaminas C, A, incluso B12 (alga Nori) y hay tantas que conviene consumirlas e ir cambiándolas para explorar y ver las diferentes variedades.

Facebooktwitterpinterestmail