Una buena alimentación ecológica es fundamental para estar sanos y sentirnos bien tanto física como emocionalmente. Si planificas las comidas evitarás picar entre horas o comer por impulso.

Para ello, prepara menús variados ecológicos en los que se encuentren todos los grupos de alimentos: proteínas, hidratos, grasas saludables, vitaminas y minerales.

    • Los vegetales deberían ser la base de tu alimentación. Estos nos ofrecen gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra que nos ayudan a aportar nutrientes de mucha calidad y muy pocas calorías. Nos sacian y, además, tienen un contenido elevado de antioxidantes que nos ayudan a combatir el envejecimiento. En cuanto a las frutas, no debemos excedernos debido a que contienen una buena cantidad de azúcar. El mejor momento es hacerlo entre horas, entera, sin pelar y con la fibra.
    • Las legumbres son alimentos calóricos por lo tanto deberemos consumirlos con moderación. Sin embargo, pueden ser unos buenos aliados a la hora de regular nuestro sistema digestivo y de mantenernos saciados. Además, para aquellas personas que sean vegetarianas o veganas serán su principal fuente de aportación de proteínas.
    • Los tubérculos también nos pueden ayudar a la hora de perder peso. No es necesario incluirlos en todos nuestros platos, pero sí que pueden formar parte de vez en cuando sin problema.
    • Los cereales suben el azúcar en sangre más que otros alimentos, por eso, durante un tiempo reduciremos su consumo. En el momento de consumirlos lo haremos en su forma semi integral o integral, para aumentar el consumo de fibra y aprovecharnos de los beneficios de esta.
    • Las proteínas son imprescindibles para regenerar y formar los músculos.
      • El huevo es un alimento que debería formar parte de tu dieta, ya que contiene grasas saludables y proteína de buena calidad, además de vitaminas, minerales y antioxidantes.
      • El pollo y la carne son también buenas opciones a la hora de realizar cambios en la alimentación para potenciar la pérdida de peso. No hace falta excederse, pero tampoco debemos limitarnos al consumo de pechuga de pollo y de cortes magros de la ternera.
      • El tofu, tempeh y seitán son la alternativa para las dietas veganas y vegetarianas. Es importante que, cuando consumamos estas formas de proteína vegetal, las cocinemos del modo adecuado para evitar ingerirlas de una forma hipercalórica.
    • La grasa es beneficiosa ya que nos mantiene saciados, nos evita pasar por picos de insulina que nos hacen tener más hambre y nos aporta nutrientes necesarios.
      • Aceite de Oliva Virgen Extra y aguacate. Son muy saciantes y nos pueden ayudar a la hora de perder grasa.
      • Frutos secos y semillas. Son muy buenas opciones para picar entre horas y sentirnos saciados durante más tiempo.
      • Aceite de coco. Tiene la capacidad de aumentar nuestro metabolismo, favoreciendo la quema de grasas.

Una alternativa es realizar ayuno intermitente algún día a la semana. Si eres principiante, puedes empezar por el ayuno de 16:8, es decir, 8 horas en las que puedes ingerir alimentos y 16h en las que solo puedes beber agua, café solo y té. La bueno de este ayuno es que, de la 16 horas, 8 horas puedes dormir, así que solo nos quedan otras 8h en las que nos debemos ingerir alimentos.

Recuerda que la alimentación tiene un gran poder respecto a la ganancia o pérdida de peso, pero también un correcto estilo de vida. Evita el estrés, duerme entre 7 y 9 horas, y practica ejercicio (aunque estemos en casa hay muchas alternativas).

Facebooktwitterpinterestmail