‘Yo por mí mismo no hago nada; es el Espíritu Santo el que lo consigue todo a través de mí’

William Blake

Hoy, a lo que llamó William Blake (1757-1827) Espíritu Santo, podríamos llamarle perfectamente energía vital, fuerza creadora o tu propio ser interior. Yo le llamo la Fuente, pero más allá del término concreto me gustaría que te quedaras con el concepto.

Según William Blake y otros testimonios de muchos artistas, cuando crearon sus obras, solo ejercieron de canal por el que una fuerza mayor a ellos se expresó.

No hace falta ser artista para crear ni hace falta ser creativo para conseguir abrirte a esta inspiración que no es más que el flujo de la vida expresándose a través de ti o, en demasiadas ocasiones, expresándose a pesar de ti.

Aprende a quitarte del medio

En cualquier acto creativo la clave consiste en apartarse y dejar que la información pura y primigenia actúe a través de ti. Permitir que sea esa Fuente divina se exprese en ti.

Este acto de humildad en el que te conviertes en un mero transmisor se puede entrenar. Cuanto más lo permitas más fácil te resultará hacerlo. Apartarse a un lado no es más que incrementar esa fe en que hay algo más importante y potente que tú, que ya existía y que existirá después que tú y abrirte de par en par a que gobierne tu vida de manera consciente. Lo va a hacer igual, pero si eres consciente y te dejas, todo será mucho más sutil, más suave, menos brusco. Dejarte hacer por la vida es no resistirte a lo que es.

Cuanto más explores el interior, cuanto mayor foco pongas en aquello invisible que rige tu vida, lo sutil, lo energético, mejor sintonizado estarás y entrarás en esa alta frecuencia amorosa que es el idioma en el que se dirige a ti la fuerza de la vida.

Cuanto más estés en lo exterior, en las nimiedades materiales y temporales, en los reproches y venganzas, más estarás discurriendo por los diales inferiores de la radio y no alcanzarás a captar la sintonía, la frecuencia en la que tú y la Fuente os hacéis uno.

Por muy obvios que parezcan hay tres territorios necesitas mantener afinados para poder resonar con la Fuente.

El territorio mental, el corporal y el espiritual o energético.

Si cultivas tu mente con dosis de contenidos inspiradores y sanos, con meditación y conversaciones ricas será más fácil captar las señales con las que la Fuente se comunica contigo.

Si entras en homeostasis y creas equilibrio en todos tus sistemas físicos estarás creando un equilibrio de tu bioquímica que ayudará a que te sientas con ganas de ser un canal abierto a lo que te depare la vida. Yoga, deporte, baile, caminar, alimentarte inteligentemente…

Y si cultivas tu interior y tu comunicación con esas energías sutiles no visibles a través de prácticas espirituales o simplemente la contemplación o la oración estarás pidiendo ser canal y abriéndote a la experiencia de apartarte para que a través de ti la fuerza vital se muestre.

No hablo de dejar de tomar decisiones, pero si de aprender a escuchar a tu Fuente primordial de información y aprender a hacerle caso.

Eres una antena andante, que capta la información invisible que te rodea en forma de ondas, campos electromagnéticos o vete a saber qué que te influye y te hace vibrar en cierta frecuencia. La Fuente siempre está emitiendo información para que cumplas tu propósito, pero no siempre estás sintonizando el dial adecuado. Resintonizarte es clave para que la vida pueda fluir a través de ti y que tus creaciones sean auténticas y puedan enlazar con tu propósito de vida, con la causa por la que estás aquí y ahora.

Apartarse no es fácil porque vivimos en la ilusión de nuestro yo temeroso que cree que él es el protagonista de esta historia llamada vida, el hacedor, el creador…en parte sí, pero no en la parte más importante.

Mi propósito para este nuevo curso que comienza es hacerme a un lado para que a través de mí se exprese la energía de la vida, y guíe mis pasos.

Yo por mi mismo no hago nada, ni siquiera escribir estas palabras.

Arnau Benlloch

Periodista y autor del libro ‘100 maneras de conectarse a la Fuente’

Facebooktwitterpinterestmail