El colágeno marino es una proteína de origen animal, que desempeña uno de los papeles esenciales más importantes del cuerpo: garantiza la cohesión, la elasticidad, la resistencia mecánica y la regeneración de los tejidos.

¿Qué tejidos regenera el colágeno marino?

  • Piel: dona elasticidad a la piel, evita o reduce la aparición de arrugas y favorece la regeneración de las células de la dermis.
  • Cabello: fortalece el cabello desde la raíz o sea desde los folículos pilosos y además favorece su crecimiento y le aporta más vitalidad.
  • Huesos, articulaciones y uñas: es la base estructural de estos tejidos y reduce su desgaste o fragilidad.

Con el paso de los años, la producción de colágeno en el organismo disminuye naturalmente, pero no se puede definir una edad precisa, ya que depende de la genética, el estilo de vida y la alimentación. Una falta de colágeno se puede reconocer por: piel arrugada y flacidez, huesos y uñas débiles, sensibilidad en las articulaciones, osteoporosis, artrosis, etc.

En caso de dolor y escasa movilidad de las articulaciones, es un buen consejo asociarlo a otros ingredientes complementarios como la glucosamina o la condroitina.

En nuestros supermercados  puedes encontrar el Colágeno Marino Plus, de marca propia, en polvo y con sabor a fresa o chocolate. Es un colágeno de tipo I, hidrolizado (formado por moléculas de bajo peso molecular para garantizar su asimilación) y libre de OMG, conservantes y colorantes sintéticos.

Se aconseja tomar 1 cucharada sopera al día, mejor lejos de las comidas, diluida en agua u otra bebida.

Enrica Castellar – Farmacéutica y naturópata

Facebooktwitterpinterestmail