¿Cuáles son las propiedades de los puerros?

  • Refuerza el sistema inmunológico. Su principio activo, la alicina, estimula el sistema inmunitario y es antiséptico.
  • Es un antibiótico natural debido a sus compuestos sulfurados, con propiedades antibacterianas. Puede ayudar a curar afecciones respiratorias como la tos.
  • Bajo contenido calórico. Con solo 61 calorías por 100 gramos de puerro cocido, es una hortaliza recomendada para controlar la línea. De hecho, un 90% de su contenido es agua. Es bajo en hidratos de carbono y su fibra resulta muy saciante.
  • Propiedades diuréticas. Su riqueza en potasio y la pobreza en sodio estimulan la eliminación de líquidos. Es muy recomendable para personas que sufran retención de líquidos o hipertensos.
  • Alto contenido en fibra. El puerro ayuda a combatir el estreñimiento por el efecto mucilaginoso de sus fibras y tiene un ligero efecto laxante por su contenido en magnesio.
  • Variedad de vitaminas. Sobre todo, C, E y B6. Además, es una gran fuente de folatos (ácido fólico) y carotenos.
  • Ayuda a reducir el  colesterol  y los triglicéridos. Es la alicina la que ayuda a eliminar el colesterol del organismo.

¿Cómo preparar una deliciosa crema de puerros?

Ingredientes para 2 personas

  • 2 puerros
  • 1 patata grande
  • 1 zanahoria grande
  • 1/2 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 2 cda. de aceite de oliva
  • Opcional: 1 chorrito de nata

Elaboración

  1. Primero picamos todos los ingredientes al mismo tamaño para que la cocción sea la misma. El puerro, a rodajas; la patata, pelada y cortada en cuadrados de un dedo de grosor; la zanahoria, a pelada y en rodajas, y la media cebolleta fresca la picamos en cuadrados grandes.
  2. Una vez tenemos todos los ingredientes troceados lo pochamos todo junto en una olla con un chorrito de aceite y añadimos el ajo también. Dejamos que coja color y añadimos un vaso de agua.
  3. Dejamos que se cuezan todos los ingredientes, probamos y corregimos de sal.
  4. Cuando esté todo bien pochado lo trituramos con ayuda de una batidora hasta que quede una crema bien fina y sin grumos.
  5. ¡Emplata y lista para disfrutar! Si quieres, puedes echarle un chorrito de nata por encima.

Facebooktwitterpinterestmail