Te presentamos el segundo artículo dedicado a las flores de Bach, donde encontrarás tres flores que, además de reforzar tu cuerpo energética y emocionalmente, te ayudarán a expulsar mejor las toxinas y los alérgenos en este cambio estacional. De hecho, algunas flores de Bach ayudan a lograr un verdadero drenaje psicológico y físico, puesto que, a veces, lo que ensucia más el cuerpo llega a través de pensamientos negativos o malos recuerdos.

Flores de Bach

CRAB APPLE (Manzano Silvestre): es un remedio indicado para las personas que se sienten avergonzadas de su impureza, imperfección o falta de orden. Para quien no acepta el propio cuerpo o exige siempre más, fortalece la tolerancia a las propias impurezas y, al mismo tiempo, sube el sistema inmunitario y la propia autoestima.

Activa la depuración de mente y cuerpo, perfecto para la llegada de la primavera. Este elixir descarga las toxinas, elimina los excesos de nicotina, chocolate, azúcar…. (tomado cada 10 minutos) y es útil en caso de acné y granos.

____

BEECH (Fagus Silvática): es un remedio indicado para los críticos e intolerantes, muy exigentes con las personas y consigo mismos. Para quien tiene dificultad a expresar sus verdaderos sentimientos y se esconden detrás de una armadura rígida.

Muy recomendado en caso de problemas de piel y trastornos digestivos (acidez gástrica, problemas de la mucosa intestinal, intolerancias alimentarias…); útil en caso de depuración intestinal y de la piel, dos órganos emuntorios muy importantes para la eliminación de las toxinas.

___

____

WALNUT (Juglans Regia): es un remedio indicado para cualquier cambio de la vida; ayuda en la adaptación a lo nuevo y en todos los finales y comienzos de etapas. Al mismo tiempo protege de las influencias exteriores y facilita romper con el pasado.

Es un verdadero adaptógeno que se utiliza en caso de síndromes de abstinencias y para desprenderse de las adicciones (medicamentos, nicotina, azúcar…), eficaz en cambios de estación y depuración.

____

En general, todas las flores de Bach se pueden tomar de forma directa (4 gotas bajo la lengua) en caso de necesidad o mezcladas en un poco de agua (siempre tomadas de forma sublingual) hasta 4 veces al día. La toma es aconsejable fuera de las comidas y lejos de sustancias como café, tabaco, menta o camomila, ya que reducen la absorción de las flores.

Enrica Castellar – Farmacéutica y naturópata

 

Facebooktwitterpinterestmail