La espirulina es una microalga de color verde azulado en forma de espiral, que vive en las aguas salobres y alcalinas (en lagos grandes). Es un superalimento de excelencia y ha sido nominada por la OMS como “mejor alimento del XXI° siglo”.

Propiedades espirulina

  • Proteínas de alto valor biológico y todos los aminoácidos esenciales.
  • Vitaminas, sobre todo del grupo B (a excepción de la B12).
  • Minerales y oligoelementos como hierro, potasio, calcio, fosforo, magnesio, manganeso, cromo, cobre, zinc y selenio.
  • Ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6.
  • Antioxidantes como el beta-caroteno o la zeaxantina.

 

Quién debería tomarla

Gracias a todos estos componentes, la espirulina la pueden tomar todas las personas que quieren mejorar su propio estado de salud, y sobre todo está recomendada para:

  • Activar el sistema inmunológico.
  • Mejorar un estado de convalecencia o después de una intervención quirúrgica.
  • Reducir el nivel de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducir un estado inflamatorio (gracias al contenido en Omega 3).
  • Lograr un efecto energizante.
  • Prevenir el envejecimiento cerebral (falta de concentración y memoria).
  • Depurar el cuerpo.
  • Aprovechar de sus beneficios a nivel cosmético, tanto para la piel como para el cabello.
  • Remineralizar el organismo en caso de una mala alimentación.
  • Dietas veganas y vegetarianas.
  • Dietas de control de peso, por su bajo contenido en calorías, su poder quema grasas y su sensación de saciedad.
  • Anemias, gracias a su elevado contenido en hierro y clorofila.
  • Deportistas que buscan un efecto antioxidante, energizante y tonificante al mismo tiempo.

 

Cantidad diaria recomendada

  • Se puede tomar de 1 a 5 g al día, sin superar las dosis máximas.
  • Se aconseja tomarla de forma gradual, empezando por 1 o 2 gramos al día para que el cuerpo se acostumbre poco a poco a esta microalga tan potente y llena de propiedades.
  • Lo ideal es asumirla por un periodo máximo de 3-4 meses, descansar unos 2-3 mese y repetir.

 

Advertencias

  • No está recomendada en problemas de tiroides, enfermedades autoinmunes, embarazo y lactancia.

Enrica Castellar, farmacéutica y naturópata

Facebooktwitterpinterestmail