¿Qué tipo de esponja utilizas para tu higiene diaria? Cuando tenemos bebés buscamos esponjas naturales para sus primeros baños. Entendemos que la piel que los envuelve es muy delicada y merece el máximo mimo pero, con el tiempo, comenzamos a introducir elementos más agresivos que no respetan el ph del mayor órgano que nos envuelve.

El tipo de producto con el que limpias tu epidermis es tan importante como los jabones que empleas para mantener un buen estado en tu piel. Por eso es importante conocer las esponjas de baño de luffa. Soncien por cien vegetales,  se cultivan de  forma respetuosa, como cualquier otro vegetal,  y  tienen grandes ventajas para la piel.

En una comparativa  resumen respecto a otras esponjas del mercado, podemos ver lo siguiente:

    1. No dejan residuos nocivos sobre la piel como  hacen las sintéticas.
    2. Actúan como exfoliantes al frotar la piel, reactivan el flujo sanguíneo superficial y previenen la celulitis. 
    3. Los tallos y  hojas de la luffa  tienen propiedades medicinales para algunas de las enfermedades de la piel. Secas y molidas se utilizan  para el alivio de hemorroides, eliminar parásitos y aliviar la conjuntivitis en los ojos. La savia del tallo es reconocida y útil como crema hidratante y otros usos de tocador.
    4. En su cultivo no se daña el medio ambiente, al contrario de lo que ocurre en la producción de las  sintéticas, que se fabrican a partir de derivados del petróleo.
    5. No se extrae madera de los árboles o residuos de ésta ni se fomenta su tala.
    6. La luffa es un producto directo de la naturaleza, que no sufre ninguna transformación,  y que se puede obtener de manera limpia y sencilla.
    7. Las esponjas de celulosa no tienen ninguna de las propiedades terapéuticas descritas. En su proceso de fabricación se  producen residuos dañinos para la naturaleza y, por lo general, no son reciclables.
    8. La esponja de mar es más costosa que la esponja de luffa, ya que se encuentra en aguas profundas de mares cálidos a las que hay que acceder.
    9. Las esponjas de mar se obtienen a partir de las partes blandas de esqueletos de animales marinos, algunos de ellos residuos de la sobrepesca o consecuencia del uso de medios inadecuados utilizados en la pesca. Son un subproducto de la sobreexplotación marina. Se amasan, decoloran y secan hasta obtener la esponja marina que se comercializa. Todo ello en un proceso caro y costoso  que también  es dañino para nuestro planeta.

esponja-luffa-ecorganic

Utilizada de forma diaria, la esponja luffa tiene los siguientes beneficios:

  • Remueve las células muertas y facilita  una limpieza profunda.
  • Reduce el exceso de grasa en la piel, controla y previene la aparición de acné.
  • Previene y reduce la aparición de celulitis.
  • Actúa como relajante muscular 
  • El masaje diario con ella  abre los poros y los deja limpios y libres de impurezas  como el polvo y la polución de las ciudades  que se mezclan con el sudor.

Facebooktwitterpinterestmail