Utilizar plástico para dar de comer a nuestro bebé no es lo más saludable….ni lo más ecológico.

Los derivados del petróleo no nos proporcionan la seguridad que los enseres destinados a la alimentación de los más pequeños deben garantizar. Es mucho más limpio recurrir al vidrio que tener en casa vajillas de polietileno y otros polímeros.

La mayoría de  plásticos desprenden toxinas a  los alimentos o líquidos que los contienen. El plástico contiene bisfenol A (BPA), PCBs, PBDE, ftalatos, colorantes  y otras peligrosas toxinas. En el  caso del PBDE puede producir  infertilidad  y el BPAs desajusta el sistema endocrino porque se comporta de forma similar a  los estrógenos.

Cuando se trata de almacenar alimentos es fácil recurrir al vidrio, pero si estamos dando de comer a un bebé o un niño pequeño el vidrio se convierte en un material peligroso con el que podemos tener accidentes.

¿Qué utilizar? Hemos estado buscando alternativas para los niños hasta encontrar una vajilla totalmente inocua y además totalmente ecológica. La produce Dida World, una empresa creada por dos mujeres que bucearon en el mundo de su infancia para mejorar la de las generaciones futuras.

Mercè y Bet son dos que han arrancando con mucha ilusión este proyecto común. “Empezamos por recordar  anécdotas de nuestra vida, cuando jugábamos con cuatro piedras, ayudábamos al abuelo en el huerto o la abuela nos enseñaba a coser. De estas conversaciones de tarde surgió el nombre y la clara idea de lo que queríamos hacer y transmitir: productos útiles, de calidad y que aporten el valor añadido de ser respetuosos con el entorno, naturales y orgánicos”.

¿De qué está hecha la vajilla y los utensilios para comer? Con fibra de arroz  cien por cien biodegradable.

vajilla-bio-arroz-ecorganic

Como el momento de la comida es un importante espacio de aprendizaje, uno de los productos más interesantes de esta marca es una taza con asas para que el bebé aprenda a beber solo. Es una alternativa ecológica, práctica y natural para que los niños se alimenten con tranquilidad y seguridad. La taza también está fabricada con fibra de arroz, un material innovador y  seguro.

taza-bebe-ecorganic

Tenemos disponible también un bol para los desayunos y papillas producido con la misma filosofía y que complementa la línea de alimentación ecológica. Pero además, hemos querido incorporar un pack de productos para la higiene personal que incluye un peine de madera con cerdas de pelo de cabra, una esponja natural y una pequeña toalla.

pack-baño-bebe-ecorganic

Las esponjas marinas del Mediterráneo son muy absorbentes y crean una espuma abundante gracias a los sistemas naturales de drenaje. Tienen una forma ergonómica que se adapta perfectamente a la mano de un adulto  y una textura suave que les hace especialmente adecuadas a las pieles más sensibles. Además, las esponjas marinas tienen unas enzimas que inhiben el crecimiento de hongos y bacterias  y son un recurso natural renovable.

Aparte de la piel, el cuero cabelludo es una zona muy delicada especialmente en los primeros meses de vida. Por esto es tan importante tratarlo con un cepillo natural que  tanto la piel de la frágil cabecita de los bebés como sus primeros cabellos. En este sentido, el pelo de cabra es el más adecuado porque tiene cuidado del cabello y ayuda a eliminar la costra láctea.

Su composición biológica y la particular forma de las púas del pelo de cabra permiten repartir mejor la grasa natural de los cabellos, hace desaparecer la electricidad estática y no reseca ni rompe los cabellos. El uso del cepillo natural también suaviza las escamas microscópicas que hay sobre el cuero cabelludo y hace que los cabellos recuperen la fuerza y brillo natural; a la vez que potencia la circulación. Además, el mango del cepillo es ergonómico y natural, ya que está hecho de madera de arce. ¿Te gustan estas propuestas?

Facebooktwitterpinterestmail