El albaricoque es una de las frutas por excelencia de la primavera, gracias a su sabor y su versatilidad, además de por todos los beneficios que nos aporta.

Hoy te traemos una receta muy sencilla que podrás usar en muchas elaboraciones: mermelada de albaricoque.

Ingredientes

Elaboraciones

Lo primero que debes hacer es reunir todos los ingredientes en la mesa de la cocina. Es una receta muy sencilla de elaborar, ya que implica pocos ingredientes. Es importante tener en cuenta el dulzor de los albaricoques (puedes probarlos antes de empezar a elaborarla). Si no son muy dulces, añade más estevia.

  1. Pela los albaricoques y quítales el hueso.
  2. Coloca los albaricoques en un bol y agrega la estevia. Es importante que mezcles bien los albaricoques con la estevia y lo dejes reposar durante media hora (30 minutos). Así la mermelada de albaricoque para diabéticos estará mucho más sabrosa.
  3. Mientras reposa, pon una olla con el agua a hervir.
  4. Una vez pasados los 30 minutos, añade los albaricoques con la estevia a la olla con agua hirviendo y cocínalos a fuego medio sin tapa durante 1h.
  5. A medida que se cocinan, ve retirando con una cuchara la espuma que se forma (esto es importante para la consistencia homogénea final de la mermelada casera).
  6. Cuando los veas blanditos, puedes aplastarlos con ayuda de una cuchara.
  7. Transcurrida la hora, ¡ya tendrás lista tu mermelada de albaricoque sin azúcar!
  8. Déjala reposar y enfriar y ¡lista!

Disfrútala con tostadas, como topping en tartas, como acompañante de platos saludos, como aderezo en ensaladas… ¡como más te guste!

Facebooktwitterpinterestmail