tu supermercado ecológico

Pastel de calabaza asada

Pastel de calabaza asada

Ingredientes

Para la masa

  • 200 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 100 gramos de mantequilla fría
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de agua fría
  • Una pizca de sal.

Para el relleno

  • 500 gramos de calabaza asada
  • 150 gramos de nata
  • 150 gramos de leche
  • 3 huevos
  • 165 gramos de azúcar de caña
  • ½ vaina de vainilla
  • Una pizca de sal.

Elaboración

Masa

  1. Pon en un cuenco la harina tamizada y añade la mantequilla fría cortada en pequeños cubos.
  2. Mezcla ambos ingredientes con la yema de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa.
  3. Incorpora la sal y el azúcar en las proporciones deseadas y el huevo, mezcla con las manos hasta que la masa se una.
  4. Haz una bola con ella y colócala en un cuenco cubierto con film transparente para dejarla reposar en el frigorífico durante una hora, así tomará consistencia.
  5. Pasado este tiempo, estira la masa con un rodillo de cocina. Procura hacerlo lentamente para que la masa no adquiera temperatura, sino se va a volver a ablandar.
  6. Colócala sobre el molde untado con mantequilla, para que el paso de la masa al molde sea más sencillo, puedes hacerlo con la ayuda de una hoja de papel de horno, enrollando la masa en el papel y desenrollándola sobre el molde, como se puede ver en la galería de imágenes.
  7. Una vez que la masa está en el molde bien ajustada, recorta los bordes que sobresalen, pincha la base de la masa con un tenedor y hornea a 180º C hasta que la masa empiece a coger un tono dorado. Luego, cuando el relleno esté listo, la volveremos a meter en el horno, por eso no debes hornearla demasiado al principio, sino se te quemará.

Relleno

  1. Pon en el vaso de la batidora la calabaza asada, la nata, la leche, el azúcar, las semillas de la vaina de vainilla, la sal y los huevos.
  2. Tritura todos los ingredientes hasta obtener una crema ligera.
  3. Deja reposar en el frigorífico mientras horneas la masa.
  4. Cuando la masa empiece a coger el tono dorado, vierte el relleno de calabaza y vuelve a introducirlo de nuevo para hornear durante 35 minutos o hasta que la tarta haya cuajado.
  5. Al retirarla, pincha con un palillo. Si sale limpio, la tarta está hecha. No te preocupes si se mueve como si fuera gelatina.
  6. Deja entibiar un poco antes de desmoldar y después deja enfriar totalmente sobre una rejilla.

Sirve el pastel de calabaza cortado en porciones. Lo puedes acompañar con crema fresca, yogur o con unos frutos secos. ¡Que aproveche!

 

MÁS RECETAS