Cuando llegas al convencimiento de la importancia que tiene para la salud cuidarse por dentro y por fuera (alimentación, cosmética, productos de higiene,…), decides que tras años en el sector de la peluquería, preparándote para dar el mejor servicio a tus clientes, puedes hacer algo muy importante que es cuidar de su salud, evitando la química, con todos los problemas que esta conlleva y aprovechando las propiedades protectoras y curativas de la naturaleza.

Por eso, en nuestro salón utilizamos productos naturales con sello ecológico, con los que realizamos todos los servicios que se ofrecen normalmente en una peluquería convencional. Ofrecemos tratamientos en los que se combinan una variedad de plantas, con todas sus propiedades, junto con la unión de aceites vegetales y aceites esenciales, que dependerán según el tipo de problema a tratar, creando así una sinergia de propiedades y beneficios para nuestro bienestar y salud.

_____

_____

_____

_____

Esto no es nuevo, ya que en la evolución del ser humano ha estado presente la utilización de las plantas y lo que la naturaleza ha puesto a nuestra disposición. Los antiguos egipcios habían realizado una exhaustiva clasificación de flores y hierbas, separándolas en diferentes grupos. Diversos estudios químicos han demostrado que las momias mejor conservadas son aquellas en las que se usaron más variedad de aceites. Siguiendo los mismos principios de conservación que contienen estas sustancias, también se usaban como cosméticos rejuvenecedores en tratamientos de belleza. Ahí están las raíces de la cosmética, la perfumería y la alquimia occidental.

En el siglo XIII ya estaba muy extendido el método de destilación para obtener esencias. Las esencias son llamadas “el alma de las plantas”. Se trata de productos químicos naturales intensamente aromáticos, no grasos y volátiles, extraídos de diferentes tejidos vegetales, cada uno, con su aroma propio y virtudes curativas únicas. El aceite esencial es tan poderoso que trata al ser humano en su totalidad, armonizando física, energética y anímicamente.

Otra riqueza de la naturaleza son los aceites vegetales, un compuesto orgánico obtenido a partir de semillas u otras partes de las plantas, en cuyos tejidos se acumula como fuente de energía. Son ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos poli-insaturados que suponen un extraordinario aporte de nutrientes.

___

_____

En cosmética natural los aceites vegetales se pueden usar solos, aunque lo ideal es combinarlos con otros aceites vegetales y con aceites esenciales para utilizar sus propiedades terapéuticas y reforzar así el tratamiento que queramos llevar a cabo dependiendo de nuestro tipo de piel, teniendo en cuenta todas las propiedades que nos da la naturaleza y pudiendo evitar los productos químicos tan comunes en las composiciones.

¿Por qué no utilizarla en beneficio de nuestra salud?

Gabriel  López

Peluquero ecológico

Facebooktwitterpinterestmail