El aparato circulatorio es un sistema de transporte que se encarga de proporcionar oxígeno y nutrientes a todos los órganos y tejidos del cuerpo a través de arterias, venas y capilares. Por ello, es importante cuidarse para tener una buena circulación.

Las venas disponen de válvulas que evitan el reflujo de la sangre y ayudan a superar la gran distancia que la sangre debe recorrer desde los dedos de los pies hasta el corazón. Pero, cuando las válvulas tienen algún defecto o las paredes de las venas se debilitan, dejan de funcionar correctamente y se puede generar un incremento de la presión venosa y un estancamiento de la sangre. Como resultado, pueden desarrollarse venas varicosas, arañas vasculares, insuficiencia venosa, etc. con consecuente sensación de pesadez e hinchazón de las piernas, calambres musculares, hormigueo, dolor al caminar, etc.

Alimentos clave para una buena circulación

Es muy importante cuidar el aparato circulatorio a través de la alimentación, aumentando por ejemplo la ingesta de alimentos antioxidantes ricos en flavonoides (con acción antinflamatoria y vasoconstrictora) como arándanos, moras, uvas negras, frambuesas, fresas, cerezas, uvas rojas, plátanos, frutas cítricas, manzanas, peras, ciruelas y albaricoques, frutos secos, legumbres, pimientos, tomates, berenjenas, brócoli, remolacha, cebolla.

Plantas medicinales que benefician la circulación

Entre las plantas medicinales que pueden beneficiar tu circulación y mejorar cualquier tipo de molestia, te recomienda:

  • Vid (Vitis vinifera), rica en flavonoides y útil para problemas venotónicos (varices, flebitis, piernas pesadas, hemorroides). Es uno de los componentes del producto LINFABIR de Derbos (vid roja, hamamelis, grosellero negro, manzanilla, acerola, vitamina c, arándano, naranja amarga, ginkgo biloba).
  • Castaño de Indias (Aesculus Hippocastanum) que fortalece las paredes de las venas, reduce la estasis venosa y facilita el retorno venoso y Ginkgo (Ginkgo biloba) que disminuye la agregación de la sangre y mejora la circulación a nivel de las extremidades inferiores. Dos plantas que puedes encontrar en el producto CIRCUL de Superdiet (castaño de indias, hamamelis, vid roja, ginkgo).
  • Hamamelis (Hamamelis virginiana), indicado en caso de hinchazón de pies y piernas y problemas venotónicos, fortalece las paredes de las venas y de los capilares. Es uno de los principales ingredientes del producto CIRCUDINA de Direct Nutrition (ruscus, hamamelis, castaño de indias, rutina, grosellero negro, arándano americano y colágeno).
  • Cola de caballo (Equisetum arvense), indicado en caso de retención de líquidos (rico en potasio) y Ortiga (Urtica dioica) que estimula la circulación y ayuda a eliminar líquidos y toxinas (rica en clorofila, flavonoides y magnesio). Dos plantas perfectas para infusiones que puedes encontrar a granel en nuestras tiendas.
  • Centella asiática(Hidrocotile asiatica) que actúa protegiendo el tejido vascular y estimula la biosíntesis del colágeno (tejido propio de venas y arterias). Es el principal ingrediente del producto CIRCULEGS de Solaray (centella asiática, castaño de indias, vitamina c, bioflavonoides, quercetina, rusco).
  • Rusco (Ruscus aculeatus), rico en el principio activo ruscogenina, posee acción venotónica, activa la microcirculación y facilita el drenaje linfático y circulatorio. Puedes encontrar esta planta en el producto ERBAVEN de Esi (Troxerutina, Castaño de Indias, Vid Roja, Centella, Rusco y Mirtilo)

Otros consejos

Además, evita permanecer de pie, quieto o sentado largos periodos de tiempo. Si debes hacerlo por motivos de trabajo o viajes largos, trata de mover frecuentemente los pies y las piernas, realizando giros con los tobillos.

Haz ejercicios todos los días y evita prendas de ropa muy ajustadas o zapatos con tacones muy altos o muy bajos, cerrados y apretados, puesto que pueden dificultar el retorno venoso.

Enrica Castellar – Farmacéutica y naturópata

 

Facebooktwitterpinterestmail