La rinitis alérgica es una inflamación de las mucosas de la nariz causada por determinadas sustancias que generan una respuesta inmunológica del cuerpo. Si la rinitis aparece durante la primavera o el verano, es muy probable que sea una rinitis de tipo alérgico (y no causada por bacterias o virus).

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando el organismo reacciona de una forma exagerada frente a algo que le provoca una mayor sensibilidad, como polvo, polen, algunos alimentos… se activan las defensas del cuerpo, liberando histamina y otras sustancias que provocan los típicos síntomas de alergia: rinitis, hinchazón de los ojos, tos, constipado, problemas respiratorios, fiebre, eczemas…

¿Qué podemos hacer?

Sin duda podemos ayudar nuestro organismo con el utilizo de extractos de plantas y remedios naturales como:

  • Hay max (Levantina de Organicos S.L), unos bálsamos nasales orgánicos compuestos por una mezcla de aceites de cera de abeja y semillas (y con aceites esenciales o extractos de zumo de hoja de aloe vera, dependiendo del tipo de bálsamo); se aplica al borde de las fosas nasales y actúa reduciendo la cantidad de polvo, alérgenos de mascotas o polen que entran en el cuerpo.
  • Siroaler Niguelone (Derbós), un jarabe que ayuda a regular los niveles de histamina en el cuerpo y normalizar la respuesta del sistema inmunitario. Contiene extractos de plantas con acción antihistamínica o que favorecen el bienestar de las vías respiratorias (Grosellero negro, Pino marítimo, Líquen Islándico, Llantén, Helicriso), minerales y oligoelementos como zinc, manganeso y cobre, el aminoácido esencial Histidina que ayuda a reducir la respuesta del sistema inmune, vitamina C, Propóleo, y Tomillo. Se aconseja tomar 1 cucharada 3 veces al día, antes de las principales comidas.
  • Perillagie forte (Biover), unas capsulas a base de aceite de Perilla de cultivo ecológico, rico en ácidos grasos esenciales como el ácido alfa linoleíco. Ayuda a reducir los síntomas de las alergias estacionales y sobre todo tiene un efecto calmante sobre las vías respiratorias y los ojos llorosos e irritados. Se aconsejan tomar 2 capsulas 2 veces al día (durante la comida) los primeros meses y luego 2 capsulas 1 vez al día durante el mantenimiento.

¿Y la alimentación?

En caso de rinitis alérgica es bueno reducir lo más posible la ingesta de productos lácteos y de carbohidratos refinados, como el azúcar blanco, ya que pueden favorecer la producción de mucosidades e inflamación.

Enrica Castellar
Farmacéutica y naturópata
http://vidamassana.net/ 

Facebooktwitterpinterestmail