El strudel de manzana es un pastel típico alemán. El resultado es muy sabroso y ligero, nada graso, y queda ideal acompañado de un poco de helado o yogurt para darle el contraste de temperatura y textura.

Ingredientes para la masa 

  • 250 g de harina (integral)
  • 125 g de mantequilla (o 100 g de aceite vegetal)
  • 250 g panela o zumo concentrado de manzana
  • 1 yema de huevo (o 1 cuchara de harina de soja mezclada con 2-3 cucharas de agua para obtener una consistencia parecida a una yema)
  • 1 taza de leche (o bebida vegetal)
  • Ralladura de un limón
  • Una pizca de vainilla en polvo
  • 2 cucharas de pan rallado
Ingredientes para el relleno
  • 750 g manzanas
  • Un puñado de uvas pasas y/o piñones (al gusto)
  • Nueces
  • Zumo de un limón
  • Una pizca de canela
  • Un chorrito de ron
Preparación de la masa
Mezclar todo (menos el pan rallado) y amasar hasta obtener una masa homogénea y firme. Dejar reposar en el frigo por almenos 30 minutos. Mientras tanto podemos preparar el relleno.
Preparación del relleno
  1. Pelar y cuartear las manzanas. Quitar el corazón y cortar en láminas finas. Añadir el resto de ingredientes y mezclar todo.
  2. Extender la masa con un rodillo a un grosor de 3 mm aprox.
  3. Espolvorear con una capa fina de pan rallado.
  4. Verter el relleno de manzana en el centro de la masa y extender hasta que el relleno tenga una altura de aprox. 3-4 cm, dejando libre los bordes de la masa de forma que al doblarla se cubra completamente todo el relleno.
  5. Precalentar el horno a 180º y cocinar durante 45 minutos aproximadamente, hasta que esté ligeramente dorado.
  6. Tras sacar del horno y dejar enfriar, espolvorear con azúcar glas (al gusto).

Facebooktwitterpinterestmail