tu supermercado ecológico

Una cosmética llena de naturaleza

Una cosmética llena de naturaleza

En busca de la belleza y esencia de Amapola llegamos a la Sierra de Segovia, específicamente a San Cristóbal… llegar es respirar aire puro y una atmósfera sublime te embriaga. A 40 minutos de la ruidosa ciudad, queríamos descubrir el secreto que hace de Amapola BioCosmetic una firma indispensable en la Cosmética Bio española.

Ana Isabel de Andrés (Directora Técnica) y su equipo consiguieron reunir a muchas personas de distintas partes de España para celebrar el nuevo escenario de Amapola BioCosmetic. Llenos de curiosidad y entusiasmo llegamos a la fiesta de inauguración para conocer las nuevas instalaciones. El escenario era fantástico, familiar, cálido, lleno de aire puro y complicidad entre todo el equipo y los invitados; entrañable música en directo hacía de la velada la antesala perfecta para iniciar el recorrido por una casa llena de aromas y aceites que lo convertía en una sesión de aromaterapia llenándonos los sentidos. Si bien suena todo muy romántico, creo que ese es el ambiente exacto que ellos transmiten e impregnan en cada una de sus instalaciones y productos. Empezamos a entender la filosofía y el espíritu de Amapola BioCosmetic, porque lo que nos transmiten es “armonía”.

dsc_0036 dsc_0040

Una nueva instalación en San Cristóbal

Pasear por sus instalaciones, llenas de detalles, nos da la certeza de la elección del medio rural en la Sierra de Segovia como enclave ideal para sus creaciones y lo beneficioso que es el entorno para el proceso de fabricación: un ambiente limpio, las mejores plantas ecológicas cultivadas y una atmósfera relajada se confabulan en cada departamento de aquella casa, donde se crean sus productos. Y pensar que todo empezó en el pajar de su abuelo…

dsc_0004-min dsc_0007-min

Una cosmética viva

Ana nos presentó cada espacio donde crean y fabrican los productos: Inspiración y Desarrollo, Entrada de Materias Primas, Laboratorio de Ideas, Fabricación, Productos en cuarentena… y empezamos a entender que los detalles y acabado manual son los que impregnan cada uno de sus productos de la esencia que ellos son y transmiten.

Amapola es una cosmética Bio, no solo aprovecha los principios activos de las plantas, lo que pretenden es “llevar lo vivo” de los componentes vegetales que utilizan a la fórmula final, y así estos ingredientes vivos llegan a enriquecer la piel. Por eso, sus procesos de elaboración son cortos con lotes pequeños, para que desde su fabricación hasta su consumo pase muy poco tiempo. ¡Cuanto menos se haya procesado el ingrediente más vivo llega a la piel!

dsc_0015-min dsc_0014-min dsc_0011-min

Se mueven al ritmo de la naturaleza

Su inspiración siempre es la naturaleza y tienen en cuenta sus momentos y sus ritmos cíclicos, porque en función de ellos, la naturaleza produce las plantas y sus principios activos. Los aceites esenciales tienen un momento de recolección muy concreto y con el fin de respetar los ciclos naturales, la fabricación de la cosmética ha de ser lenta.

 video dsc_0041

Los imprescindibles de Amapola

Es difícil decidirse por un producto, sin embargo hay 4 que Ana eligió:

  • La Crema nutritiva de Jojoba y Sésamo: una crema facial untuosa que no deja grasa. Fenomenal para pieles sensibles que desean una crema nutritiva de noche o día.
  • La Crema Camino de Santiago: ideal para refrescar las piernas después de un arduo día de pie o de hacer deporte. Se creó por encargo de unos amigos que iban a realizar el Camino de Santiago y le pidieron una crema para aliviar el intenso caminar. Fue tal el éxito que dio nombre a esta crema.
  • La Leche limpiadora de Saponaria: ayuda a eliminar la suciedad y los restos de maquillaje sin resecar la piel. Imprescindible para que nuestra piel respire de día y se regenere de noche.
  • El Bálsamo de Caléndula: tenerlo siempre en el bolso para picaduras de insectos, pequeñas heridas y golpes. Al tener como ingredientes Caléndula y Árnica, calma la piel, alivia el dolor y desinflama.

Finalmente unos tips para compartir:

  • La nevera prolonga la vida de nuestras cremas: si no las vamos a utilizar inmediatamente, es una buena forma de conservar sus propiedades. No es indispensable, pero el frío siempre retrasa todos los procesos de los aceites para que no se vuelvan rancios.
  • Un secreto para las ojeras: darnos toques con la Mascarilla de Arcilla y Azahar por la noche harán que al día siguiente luzcamos un rostro aliviado, desinflamado y fresco.

video2

La formación a cargo de Ana fue fenomenal. Gracias especialmente a Carmen, Teresa y Ana, que hicieron que sea una experiencia sensorial, armónica y profesional que debemos repetir. Gracias por mostrarnos las entrañas de Amapola BioCosmetic y permitirnos formar parte de esta experiencia.

Milagros Muñoz Delgado – Naturópata

 

MÁS RECETAS